miércoles, 27 de abril de 2011

Promesa de Libertad

-Escapista como mi padre –responde Esteban si le preguntan qué le gustaría ser de mayor.

Entonces comienzan las miradas de grandes ojos abiertos, y los interrogantes silenciados antes de tomar forma en los labios. Pobre chiquillo, murmuran. Pero a él no le importa. Hace tres meses, su padre consiguió vencer los barrotes de la prisión.

-Será nuestro secreto –susurró al guardar el pañuelo lleno de lágrimas y mocos que acompañaban a cada visita-. Todas las noches, cuando los guardias duerman, yo me escaparé para darte un beso.

No se hizo esperar. A la mañana siguiente, el niño descubrió un papel doblado sobre su almohada: “Nadie podrá separarme de ti. Te quiero. Papá.”

Escondida tras la puerta su madre llora. Gracias, repite una y otra vez, gracias. Y sus palabras las dirige a aquel a quien ya no reza para pedirle que Esteban nunca reconozca su letra en aquellas cartas.

NiñoCactus

10 Edición del Concurso de Relatos Hiperbreves

Universidad Popular Palencia

12 comentarios:

Rosa dijo...

¡Qué tierno!...Lo facil que es hacer feliz a un niño.
Precioso micro.
Saludos

Chocozombie dijo...

hermoso.

Patricia dijo...

Chapó!!!

Rubén dijo...

enhorabuena por la publicación, es genial el micro.

Angeles dijo...

Me encantaaaaaaa! lo cerca y lo lejos que se nos hace disfrutar la ilusión!

Aurora dijo...

Felicidades, querido. Un relato precioso.

depropio dijo...

Precioso, tierno, triste, amargo, ¡qué decir!

Humberto Dib dijo...

Un texto muy bello, me ha gustado tanto que voy a poner una frase en mi espacio "Frases de los Colegas", espero que no te moleste. Va a estar perfectamente indicado de quién es y de dónde proviene.
Un abrazo.
Humberto.

Yun Rodríguez dijo...

¡Muy conmovedor! Además me deja un saborcito a fantasía. Excelente.

Elchiado dijo...

Muy muy muy...

(adjetivo que exprese ternura, fascinación, genialidad, emoción)

Pues eso, que no es fácil hallar palabras a veces.

Un abrazo

anis dijo...

lo mataron!
:O

campaniche dijo...

PRECIOSO...!!!