lunes, 9 de marzo de 2009

Confianza

Salvo quizás, por esa casi imperceptible gota de sangre seca, habría creído a mi padre cuando me dijo que había encontrado un nuevo hogar para mi perro. Por eso ahora, cuando llega por las noches y dice que lo ha pasado a ver y que está bien, me quedo callada, miro a mi madre, y leo en su cara que ella tampoco se lo traga.

NiñoCactus

3 comentarios:

el fantasma dijo...

por qué hizo eso????!!!
o_O

:: Carla Irusta :: dijo...

Complementi!

NiñoCactus dijo...

Fantasmita: a veces no sé muy bien por qué hago yo algunas cosas... Pero alguna razón tenía... (largo de explicar)... O_o

Carla: benvenuta. Il tuo blog è molto bello. Grazie milla.