lunes, 30 de marzo de 2009

Afortunado en juego...

Cuentan las malas lenguas que Don Lope perdió a la tía Cristina en una partida de cartas. El refranero español y los efectos de dos botellas de vino y una de whisky fueron la causa de su desventura la noche en que apostó con su amigo Alfonso Velarde que quien perdiese la mano se quedaría con la muchacha. Aquella fue la primera vez que Lope Guzmán ganó sin hacer trampas.

NiñoCactus

5 comentarios:

belula dijo...

Curiosooo!!!!....jejejeje

rojo dijo...

jajajaj...grande!!!

Atenea dijo...

¡¡Que bueno¡¡ ¿qué dijo la tía Cristina?

Besos

Citlaliniux dijo...

primera vez que llego a este blog. Este niñocactus pone cosas preciosas. Me han recordado las situaciones de el chileno Bolaño jugando a detective salvaje con sus personajes.

Saludillos!

NiñoCactus dijo...

¡Ey! ¡Cuántas exclamaciones! Muchas gracias a todos y todas...

Citlaliniux: bienvenida y muchas gracias por sus palabras. Un saludete

Besos de tarde con viento