miércoles, 25 de abril de 2007

El cantante mudo

Había sido el mejor cantante de los últimos años. Pero para su desgracia y la de todos sus seguidores, un día una misteriosa enfermedad se llevó, para siempre, su voz.

Aunque ningún sonido salía ya de su garganta, su pasión por el escenario era tal, que decidió seguir dando conciertos. Conciertos mudos en los que ningún sonido era emitido. Este extraño arte tenía, claro está, un público muy reducido. Sólo acudían oyentes sordos.

Así, siempre en pequeños teatros, a lo largo de toda Europa, se organizaron actuaciones en las que un artista sin voz cantaba a un público sin oído. Nadie ajeno a estas extrañas expresiones artísticas logró nunca entender su finalidad. Ningún crítico fue capaz de escribir un solo párrafo con algo de sentido explicando por qué los espectadores de tan singular espectáculo salían siempre emocionados.

Un día, al finalizar un concierto, un transeúnte curioso se acercó a uno de los espectadores y, papel en mano, le preguntó por qué acudía a estas representaciones. La respuesta, escrita, decía lo siguiente:

“Nunca he visto a nadie que al cantar, amara tanto la música”

Ning1

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuánto tiempo sin leerte y qué lindo reencuentro. ojAlÁ te vea más por aquí.

Patricilla dijo...

Eso eso! queremos ver a juan! queremos ver a juan!Espero llegar a escribir algun dia cuentos tan lindos como este...^^
Por que hayan muchos más!

M dijo...

¿entonces es que comunicamos más ya con nuestra presencia, es lo que decimos o lo que sentimos al decirlo?, ¿son dos preguntas iguales?, ¿de cuántas respuestas se trata?
...

Ning 1 dijo...

Hola anónimo, gracias por el comentario, intentaré poner cuentecillos más a menudo, pero por ahora, creo que sólo me puedo comprometer a uno por semana, ¡mi vida de becario doctoral y extra curro no me permite más!

Patri! ¿quién es Juan? :p

Me gustan mucho tus preguntas m. Reflexionando las respuestas... no creo que lo que decimos sea lo que sentimos al decirlo... Aunque si lo fuera igual nos entenderíamos mejor, quién sabe.

Igual ese es el secreto del cantante mudo, que al no poder disfrazar sus sentimientos con palabras se ve obligado a demostrar sus sentimientos de manera más pura... Es una posibilidad, pero claro, habría que preguntárselo a él ;)

Gracias por los comentarios!

Ning 1