lunes, 23 de abril de 2007

Comprobado (para días grises)

He tenido que hacer un viaje en avión. El cielo estaba completamente nublado. Al subir por encima de las nubes, doy fe, allí estaba el sol brillando como siempre.

Niñocactus

3 comentarios:

M dijo...

¿te imaginas haber encontrado otra cosa?, algo diferente a lo que los demás siempre han pensado y que tú encontraras el truco, miles de bombillas unidas, tan unidas, tan unidas que no parecen tales, enganchadas todas a un cable, delgadito y casi inapreciable, que sube hacia arriba, como enganchado de algún lugar.... y te encontraras ante la duda de contarlo o no...
en el camino de la ciencia, hay veces en las que te puedes partir una pierna...

aprendiz de princesa olvidada y desconocida dijo...

A veces me dan ganas de no bajar nunca de las nubes para poder ver el sol siempre que quiera, de no mudarme para poder seguir disfrutando de las "razones-personas" sencillas del dia a dia que me hacen sentir feliz. Pero cuando por fin llegue el momento de tener que aterrizar en otro destino, sé que sonreiré al volver a ver el reflejo de ese sol que siempre siempre, comprobado, sigue brillando para darme calor.
Para el mejor blogadicto de la blogosfera blogosmundial, te echaré de menos compi.
P.D. Me ha costado empezar a comentarte por escrito, pero sabes que siempre estoy encantada de conocer los cuentos antes de ser publicados.

aprendiz de todo dijo...

¿Quién despide a quién cuando se marcha? Ahora que no estarás era necesaria la comprobación. Un regalo, estos años, encontrar en casa la luz y el calorcito cuando parecía que no había sol. Gracias.
No puede ser... La primera lágrima de despedida...
Niñocactus (sin nombre)