miércoles, 4 de enero de 2012

Nublado

La última alma humana permanecía detrás del cristal viendo llover.

–¡Vaya! –se dijo­–. Hace días que la ciudad amanece gris como si supiese que ya no estás.

Y las gotas de agua salpicaban la ventana desde dentro.

NiñoCactus

11 comentarios:

Narrador de quinta dijo...

:). Me agrada leer esto por la mañana.

Miguelángel Flores dijo...

No capto la última imagen. Pero volveré.
Feliz año, por cierto.

Rubén dijo...

es curioso la cantidad de lluvia que llevamos dentro, buen micro

Gala dijo...

Que bonito niñocactus.
Las lágrimas de añoranza hacen los dias grises aunque luzca el sol.

Besitos mediterráneos.

PD: Feliz año. Que el 2012 te permita regalarnos letras como esta... magníficas.

Aili dijo...

Muy lindo lo que escribe, y la música que acompaña! Buen comienzo de año!

Miguelángel Flores dijo...

Ya está, es que me despistaba "de agua". Quise entender que era llanto, pero al llamarlo agua le buscaba otro sentido.
Fíjate, en la sencillez estaba la belleza, y yo buscándole dobles sentidos. Total, que me gusta mucho la imagen de llover fuera y dentro.
Abrazos.

Rosa dijo...

Lágrimas...Hermosa tristeza...

Besos desde el aire

Elysa dijo...

Me gusta aún a pesar de que me provoca tristeza, no sé... es contradictorio.

Besitos

Citizen_0 dijo...

Hay gotas demasiado poderosas que desplazan a cualquier otra. Me gusta esa habitación con una ventana a la nada desamparada.

Feliz año para todos los mundos que aquí viven y para quien los hace visibles.

RECOMENZAR dijo...

Esplendida manera de ver la vida
:)

b612 dijo...

y si te digo que hoy viví en carne propia tu post ?