miércoles, 4 de enero de 2012

Adaptación

La última alma humana se inventaba amigas con quienes jugar. Como no le gustaba perder, resultaba complicado conservarlas. Por eso decidió que hacer trampas no era tan malo. Aunque las hacía de forma disimulada para que no se diesen cuenta.

NiñoCactus

2 comentarios:

Narrador de quinta dijo...

"Dicen que tu y yo estamos locos"

Elysa dijo...

No sé lo que tiene pero me encanta como está narrado.

Besitos