domingo, 22 de junio de 2008

El Escondite

Primero le tocó esconderse al joven. Tenía tantas ganas de ser encontrado que dejó que las huellas y sus risas le guiasen rápido hasta él.
Luego le llegó el turno al Amor..., y el joven aún sigue buscando.

Niñocactus

12 comentarios:

Jill dijo...

Justamente Amor es un crack jugando al escondite, si se lo propone puede que no lo encontremos nunca...

una chica cualquiera dijo...

es que a veces no sabemos buscar en los sitios adecuados. él nunca se esconde donde nosotros lo hacemos. tiene sus propias reglas del juego...
-¡canalla escurridizo!-

Alberto dijo...

El hombre es un ser escondido en sí mismo...

Abrazos.

Ning1 dijo...

Cierto. Y en muchas ocasiones deseando ser encontrado por aquello de lo que se esconde.

vertigoazul dijo...

Hola niñocactus, llegué hasta aquí por un comentario que usted dejó en nubesrojas sobre la melancolía. me pareció sencillamente maravilloso y quería pedirle permiso para citarlo en mi blog.
A la espera de su respuesta y esperando también que pase a visitarme, lo saludo con reverencias.
J.

Anónimo dijo...

Cuando algo se busca siempre aparece donde menos te lo esperas...

¿Habeis mirado en el congelador?

una chica cualquiera dijo...

pero el amor congelado no tiene el mismo sabor... prefiero el amor fresco, aunque cueste más encontrarlo... y conservarlo...

cuentonuevo dijo...

Reverencias por reverencias...
El comentario es para usted, puede utilizarlo donde precise Señor J. (Interesante lo de Anatomía de la Melancolía, me gustaría leerlo)
Primera visita a su blog todo un descubrimiento.
Abrazos y apapachos
Niñocactus

vertigoazul dijo...

Niñocactus... mmmmm.... cómo decirle.... estemmmm... soy una señora... Y otra cosa: hemos conversado con usted sobre Anatomía de la melancolía? Estoy desoerientadaaaaaaa....
Abrazo y lo sigo leyendo, de más está decir.
J.

cuentonuevo dijo...

Pues, pues..., joo menudo despiste... Lo siento señora. Y... bueno, lo desorientarse con el vértigo es normal... Peroooo, no, no hemos hablado de lo de la Anatomía de la Melancolía... Aún así, ¿me puede seguir interesando? Yo, es que..., soy melancólico empedernido... Más reverencias...
Abrazos
Niñocactus

cuentonuevo dijo...

Pues no estaba en el congelador, ¡buen intento! Al menos encontré croquetas de mi madre rebozadas con cariño. No es lo mismo pero da fuerzas para seguir buscando...
Yo no creo que el Amor se congele si es verdadero. Se puede cubrir con un poco de escarcha pero nada más... Si se congela es que es un sucedáneo y no merece la pena, es verdad.
Sigue la búsqueda.
Cuento hasta veinte y os mando un beso.
Niñocactus

vertigoazul dijo...

Por supuesto, Niñocatus!!! Puede seguir interesándole Anatomía de la melancolía!!! Hasta podríamos leerlo juntos (al mismo tiempos, digo) y hacer comentarios sobre él...
También la melancolía es mi esencia, es parte constitutiva de mi ser, parte fundamental y alma máter de mi alma...
Lo sigo leyendo... y espero que viceversa...
Abrazote
J.