jueves, 10 de febrero de 2011

De Ocasión

-Le cobran en aquella fila de la izquierda, si no le importa.
El individuo del traje negro, hace una mueca y mira hacia un mostrador improvisado al fondo de la sala. Frente a él, una larga hilera de hombres con su misma indumentaria espera impaciente.
-Pobres diablos –piensa.
Tras una breve vacilación, deja el trozo de alma que acaba de adquirir y se dirige en busca de otro vendedor menos solicitado.

NiñoCactus

5 comentarios:

Rosa dijo...

Desde el "Mar de incertidumbres" de Tordesillas:Gracias por robarme el "ALMA"

Maite dijo...

Buen intento, aún no he visto los ganadores, voy a ver cual ha sido la temática ganadora. Un abrazo.

Rubén dijo...

Como vasijas vacías buscando su interior...
Genial!

Elchiado dijo...

qué bueno!, pobres diablos... desde luego que sí

Un abrazo

Gitana ♥ dijo...

Me gusta lo que leo ,
aqui me quedo a seguirte .
Un beso grande!