lunes, 3 de noviembre de 2008

Una palabra

Separados, los dos amantes, sólo podían decirse una palabra cada día.
-Ausencia, dijo. Respondió, Tristeza.
-Lágrimas, lloró. Recibió, Melancolía.
-Muero, gritó. Hubo, Silencio.
Pasaron varios días en que ambos callaron. Llegó el séptimo.
-Amor, susurró. Y volvió a brotar, Amor.

Niñocactus

9 comentarios:

belula dijo...

Ummm.....estas cosas tan bonitas salen de tu cabecita sin más???....Sólo una palabra: Precioso

mercedes de la jara dijo...

Hermoso !! Me habia perdido...Por suerte encontre el camino de regreso a este maravilloso espacio !!..

Alberto dijo...

si es breve y bueno, dos veces bueno...

Mamaliga dijo...

Precioso cuento!!! Como siempre, un placer perderme por aquí un rato..
Por cierto, tengo tu ilustración lista, espero instrucciones jeje

telmo dijo...

Muy bueno, corto pero intenso


(me quedé sin palabras.....)


...

jordim dijo...

y vuelta a empezar, supongo..

ANGELLUZ dijo...

Simple y sencillamente HERMOSO

el fantasma dijo...

sonrío

cuentonuevo dijo...

Belula: siempre hubo musas (pero ése es un secreto...)

Mercedes: habrá que tender un puente transoceánico entre su blog y el nuestro...

Alberto: gracias (en general peco de breve)

Mamaliga: tengo mmmmmmucha curiosidad por ver su colaboración con Ning1. Creo que en su blog se puede ver un pedacito... ayyyy... No nos haga esperar...

Telmo: gracias por sus palabras, las que dice y las que no

Jordim: hay lecciones que sólo se aprenden una vez

Angelluz: sencillamente gracias

Fantasma: y me hace sonreír