jueves, 20 de octubre de 2011

Su Mundo

No pudo evitar mirar de reojo la puerta del apartamento. No sabía cómo explicarlo pero allá, en su interior, entre esas cuatro paredes, se encontraba el mundo, lleno de imágenes, de olores, de cosas vividas y por vivir. Y sin embargo, aquí fuera, todo se volvía extraño, asfixiante. Tenía la sensación de estar rodeada de mil barreras invisibles que le impedían moverse. Sólo hacía falta volver a cruzar el dintel para estar a salvo.
-Pero ese es tu mundo, no el mío –dijo por fin apretando los dientes mientras pulsaba el botón del ascensor.

NiñoCactus

9 comentarios:

Rosa dijo...

Cambiar de mundo y de vida suele producir vértigo... Pero ella es valiente.

Besos desde el aire

Laura dijo...

Las barreras exteriores las ponemos nosotros. Las paredes de nuestro interior, más amplias, o más estrechas : también.

Muy chulo Nuño Cactus.

Un abrazo.

Elysa dijo...

Dar el primer paso eso es lo difícil lo demás ya es más fácil.

Buen micro

Besitos

Juanlu dijo...

No se si es una impresión mia o hay una despedida, ella se encuentra a gusto allí, pero el no...se va...

No hay que poner límites al campo!!

Un abrazo!!!

Citizen_0 dijo...

Vaya, pues sí que tiene lecturas este micro. Para mi solo hay una protagonista en la escena, eso si, dividida en dos, la que quiere quedarse y la que intenta huir.

Ahora resta pensar si la solución le fue del todo satisfactoria.

Un saludo

Aurora dijo...

Sí señor, ahí, como una valiente!
Buen micro.

montse dijo...

¿Agorafobia?

Miguelángel Flores dijo...

Romper, recuperar la libertad siempre es difícil. La libertad, al principio y en el fondo, duele.

Un saludo

Patricia dijo...

Me encanta!..y el ascensor, personalmente respiro profundamente mientras entro.