domingo, 23 de enero de 2011

Quehaceres

Todo el mundo sabía que era una mujer bala por su forma de arrojarse hacia la caja del supermercado. No podía remediarlo. Además, a ella siempre le correspondía hacer la compra. Por su parte, Andrea, el funambulista, se encargaba de tender la colada entre los postes de la luz. Cada cual tenía su tarea. La comida la preparaban entre Dimitri, el lanzacuchillos, pues nadie pelaba patatas como él, y Katia, la tragafuegos, que disponía las brasas en un instante. El único que no estaba contento con su ocupación era Marcel, el escapista, a quien le tocaba declararse culpable cada vez que alguno del circo se metía en un lío.

NiñoCactus

8 comentarios:

No Comments dijo...

jeje micro con humor. Me gustó.
Un saludo indio

su dijo...

Muy bueno NiñoCactus, me voy con una sonrisa :)

Un abrazo.

Aurora Cascudo dijo...

cuanto tiempo sin pasarme por aquí..cuantas historias perdidas que tengo que recuperar! y que bella música suena al abrir este blog

no dudes que volveré mas a menudo de lo que he estado haciendo, muasc!

espero que todo vaya bien...como Marcel, voy a hacerme la escapista por hoy pero volveré
:)

Maite dijo...

Divertido micro, yo creo que con tanta mujer bala que anda por la blogosfera van a montar una asociación y se van a rebelar, cada una con su carácter ;) Abrazos

Citlalinushka dijo...

Seguramente Marcel era quien tenía el corazón mas grande. Precioso para dibujar, me deja?

Le mando una flor.

Anónimo dijo...

Desde el "Mar de incertidumbres" de Ciguñuela (Valladolid) la profesora nos ha abierto la ventana a vuestro Blog, enhorabuena para vosotros por el trabajo o el ocio realizado y enhorabuena para mí, por haberos encontrado. Espero pasarme por aquí algún ratito que pueda, cuando mi trabajo, mis hijos, mi marido, mi padre, mi familia, mis cursos, mis ensayos (tantos -mis- tan posesivos, que lo que hacen es poeerme) me dejen, como hoy, que me escape un ratito. Creo identificarme con la mujer bala,no por la compra sino por la rapidez, pero me gustaría ser la mujer funambulista....!tan liviana!. Un saludo a todos: Margarita

Rosa dijo...

Desde "El mar de incertidumbres" de Tordesillas muchas gracias por prestarnos estos maravillosos microrelatos para trabajar en nuestras clases.Ha sido todo un hallazgo.
Un saludo.

Elchiado dijo...

Pobre Marcel... y digo yo, por qué no le dan vacaciones y ponen a trabajar a los leones?...

Un abrazo