domingo, 8 de agosto de 2010

Ceremonias

Avanzan con paso firme hacia la puerta, unidos por la mano. Él, cariñoso, le regala un ligero apretón con su dedo índice. Ella, cómplice, le corresponde acariciándole suavemente la piel con su pulgar.

Al llegar al umbral, se detienen un instante. Han decidido que la ceremonia se desarrolle sin familiares ni amigos. Sólo ellos en un acto íntimo de elección personal.

Se giran el uno hacia el otro y se miran a los ojos. Se sonríen, seguros de su amor, y entran sin soltarse las manos en el moderno templo, seguros de que ese sentimiento bastará para salvar la prueba que a la están a punto de someterse.

Avanzan hacia la recepción sabiendose parte de un rito casi ancestral. Participado, muchas veces antes, por millones de parejas.

Al llegar a la tarima es ella la que coje la iniciativa y alarga la mano hacia el mostrador.

Algo brilla en sus ojos, un reflejo nuevo que provoca que él dude por un instante. Sin embargo se repone rápidamente y entran, siempre juntos, siempre de la mano, en IKEA.
Ning1

12 comentarios:

su dijo...

Han sido valientes...a ver ahora cómo se les dá montar los muebles je,je.
Un abrazo.

Hector Ugalde UCH dijo...

¡Muy buen micro con la sorpresa al final que obliga a reinterpretar lo leído (y lo imaginado)! :]
¡Ah, el hermoso rito de armar el nido! :]
¡mUCHos salUCHos de UCH! :]

Odile dijo...

¡Menudo templo IKEA! Como dice Su, ojala que el amor que se profesan no peligre durante el montaje de los muebles...

Un beso al que le encanta IKEA

Chocozombie dijo...

en mi vida había escuchado hablar del IKEA xD

cómo siempre
tan expresivo tu texto, tan amable con tus palabras
está muy, muy bueno...
ah!, éstas neuvas ceremonias

::::::::::::::::::::::A-Zeta (Revista abierta a participación)::::::::::::::::::::::::::::::::: dijo...

bien escrito, bien planetado, bien, un 6..

Bakar dijo...

Jajaja... inesperado y genial!!!
Un besazo.

Rubén dijo...

Jejeje, la verdad que he pensado esto mismo siempre que voy al Templo. Hace tiempo que no voy y me siento cargado de pecaminosos rincones vacios, en el corazón de mi hogar.

Der Kleine Zürcher dijo...

Siempre me ha encantado IKEA ;-)

Anónimo dijo...

NiñoCactus le echamos de menos... A ver cuando publica algo...

Anita Dinamita dijo...

Aún recuerdo las peleas en IKEA, yo con mi pareja y casi todas las parejas... buenísimo relato de vida

Ning1 dijo...

IKEA... que gran templo... ;)

SU: La verdad es que el montaje de los muebles da para otro cuento, lo malo es que ya os lo esperáis... pero lo pensaré, jejeje.

Hector: Muy chulo montar el nido... ¡pero que cansado! Cajas, ropa, mantas, vajillas, camas, colchones (paradita para quererse), trastos para el baño, libros música...

Odile: Muchos besos que se hacen el sueco para ti también.

Chocozombie: Aquí el IKEA es relativamente nuevo, no es que haya cambiado el país... pero sí nuestras casas, jejeje.

A-Zeta: Muchas gracias por los bienes, aunque si hubiera sabido que era para nota me lo hubiera currado más ;)

Bakar: Besazos para ti también!

Rubén: Hombre, tampoco es cuestión de pasarse de piadoso y estar allí todas las semanas, en pocas casas cabe tanta fé!

Der Kleine Zurcher: Lo chulo de IKEA es que hay taaaanto dónd elegir que realmente tienes la impresión de estar haciendo TU casa, mola.

Anónimo: Volverá, no te preocupes!

Anita: Si es que IKEA es como un hogar de verdad....

Besotes a todos, muchas gracias por los comentarios!

el fantasma dijo...

bien creí yo que iban a un motel