jueves, 18 de febrero de 2010

Leyes físicas

-Bésame –le dijo el fuego al agua.
-No puedo. Te apagaría –respondió ella.
Y tanto ardió el deseo, que el agua se evaporó.

NiñoCactus

15 comentarios:

Der Kleine Zürcher dijo...

Lo que no se le ocurra a usted... :-)

Sara, la nómada paranoica xD dijo...

es lo que tienen las pasiónes, sin riesgo no hay gloria

No Comments dijo...

Para otra vez al menos se arriesgará y ganará un final más dulce.

Muy bueno.

Un saludo indio

Elchiado dijo...

Hombre, que conste que voy escribir el comentario porque no sé si recordará, que le debía a usted medio abrazo...jaja, ¡se lo doy entero!, y guardo silencio: porque sus letras me dejan sin palabras. Encantado de nuevo, como siempre!

DANIEL SÁNCHEZ BONET dijo...

creo que es una maravilla de microrrelato, aunque sea un diálogo. Las palabras, las justas, ni una más ni una menos.

buen trabajo

Anónimo dijo...

Maravilloso..., como todo lo que escribes... De una sensibilidad e ingenio, exquisitos...

Arha dijo...

y luego la nube se llovió tenuemente
y logró besar sin apagar a su amado...?

dígame que sí, niño cactus!

(hay amores que demandan trasmutación)

Gonzalo dijo...

Que grande! En tres líneas, toda una historia de Amor apasionado
(como debe ser)
Mi más sincera Felicitación, NiñoCactus.

Martín dijo...

Excelente microrrelato. Me gustan los brevísimos en forma de diálogo. Felicitaciones!

Citlalinushka dijo...

que cuadro. Estas breves líneas me recuerdan a los cortos pero increíbles cuentos de Augusto Monterroso. Seguro los conoce. Uno puede imaginar toda la escena con tan solo tres líneas.

Saludos desde esta tierra.

fluorescencia.blogspot.com dijo...

Muy bueno!

tertulia dijo...

perfecto blog para esta lluviosa noche en la mitad de la tierra.

Marta Alicia Pereyra Buffaz dijo...

Alberto, te felicito por tu blog.

Me gustó este relatito.

Somos compañeros de Taller literario.

Cariños.

el fantasma dijo...

wow!

Anónimo dijo...

Precioso, lleno de pasión y que nos lleva a pensar que ningún amor es imposible.......