miércoles, 10 de febrero de 2010

Contratiempo

-¡Acelera!

-¡No! Está prohibido.

-¿Prohibido? No me hagas reír.

-Sabes que no podemos alterar el tiempo a nuestro antojo. Y ni se te ocurra pensar en detenerlo.

-¡Bah! El tiempo no existe. Ellos lo crearon, igual que a ti y a mí. Además, ya ni se acuerdan de haberlo hecho. Andan tan ocupados en idear nuevas cosas que dejan de lado las que tienen. No se enterarán. ¡Vamos! A la de tres movemos las manecillas.

-Pero…

-¡Mierda!

-¿Qué pasa?

-Olvidaron darme cue


NiñoCactus

12 comentarios:

Atenea dijo...

;)

Rrrsss, Rrrss, Rrrsss.
-erda. ¿me ha vuelto a pasar? ¡qué rabia!
- No perdamos el tiempo y movamos esas incordiosas manecillas.
- A la de una, a la de dos y a las de tres.
Los dos se tiraron sobre las manecillas de aquel viejo y dorado reloj, pasando de las tres y cuarto a las seis y media. Pero la incordiosa manecilla de los segundos siguía latiendo sin conseguir moverse entre el uno y el dos.
-¿Por qué me da que este reloj está parado?
Se miran los dos y se ponen a saltar como locos, no han conseguido adelantar el tiempo sino que lo han parado.

Pusieron un gabinete llamado "Magos del tiempo" La pregunta es ¿qué necesitas? ya que cuentan con un reloj viejo que marca lo que uno quiere en su interior.

Maravilloso como siempre. Besotes

Elchiado dijo...

Tic tac tic tac tic tac tic tac tic... espera un segundo:
(1)
¡Ya estoy aquí de nuevo!, pero no me queda mucho tiempo, así que sólo te digo una cosa antes de irme: que el día que inventen algún artilugio para controlar la velocidad del tiempo... tic tac tic... ¡voy a dormir díasssssssssssss enterosssss!!! Genial!!

belula dijo...

Vaya cambio de look!!!!!!, niño....jejejeje....y como siempre unos cuentitos preciosoooosss. Besos

no comments dijo...

Me gustó NiñoCactus!

Te sigo...

Un saludo indio

telmo dijo...

No se quede nunca sin cuerda, por favor....

Un abrazo de 20 minutos

mercedes de la jara dijo...

jajajjaj !! Deberias hacerte a pilas !!

Martín dijo...

Gran descubrimiento este blog de microrrelatos. Veo que compartimos la pasión por la brevedad. Te seguiré con gusto. Saludos

Der Kleine Zürcher dijo...

Hace algún tiempo que no me pasaba por aquí y he redescubierto lo mucho que me gustan sus historias...

¡Menos mal que usted tiene cuerda para rato! ;-)

Un abrazo

:: Carla Irusta :: dijo...

niño Cactus! Tanto tiempo sin pasarme, pero que importa?!

Muy bueno el cuentin, y me hace acordar a Don Cortazar y su "No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj."

Saludos mil, niño.

NiñoCactus dijo...

Atenea: todo sigue, aunque pongamos puntos suspensivos, puntos finales... Todo sigue. Gracias por tus palabras.

El Chiado: seguiremos investigando. Hasta entonces, nada mejor que un buen cuento para dormir.

Belula: el cambio es sólo exterior. Por dentro seguimos igual..., o casi igual porque se echa de menos a Ning1.

Indio: dejaré un rastro para que no se pierda. Jau.

Telmo: (silencio) me quedo disfrutando de su abrazo, y esperando alargarlo aunque sólo sea unos segundos.

Mercedes: pero las pilas también se gastan... Ustedes son de los que saben dar cuerda ;P

Martín: me alegro de su descubrimiento porque así le descubro yo a usted. Un placer compartir el gusto por las palabras.

Principito: se le echaba de menos. Otro abrazo.

Carla: mmm, me encanta Cortázar. Gracias por la cita. Será bienvenida cuando quiera. Un placer encontrarla de nuevo.

Bakar dijo...

Qué bonito! me encanta como escribes (si lo bueno es breve, dos veces bueno....) Desde hoy te sigo.

el fantasma dijo...

los humanos, los más lerdos de la naturaleza