martes, 8 de septiembre de 2009

¡Tachán!


El gran Mandrini pronunció las palabras mágicas, hizo un sencillo movimiento con los dedos e introdujo su mano dentro de la chistera. Por primera vez, tras quince años ejecutando el mismo truco, fue el mago, y no el público, quien puso cara de asombro: ¡no encontraba el conejo! Rebuscó, metió el brazo hasta el hombro y, después de un par de minutos palpando cada recoveco, lo sacó sin nada. Rápidamente tomó de su chaleco el Manual de emergencias para ilusionistas, y consultó paso por paso qué pudo fallar. No lo entendía. Había hecho todo de manera correcta.


Cuando los payasos irrumpieron en la pista, en un intento por salvar el espectáculo, la niña, que había salido a sujetar el sombrero de Mandrini, volvió junto a sus padres, situados en la segunda fila, y se sentó sin decir nada. Una vez terminada la función, la pequeña pidió volver a casa sin detenerse en los puestos de feria que tanto le gustaban. Al llegar, corrió hasta el comedor y, ante la atónita mirada de su familia, cogió el florero azul de la vitrina y sacó de él un precioso conejo blanco mientras, con un risita, decía: ¡Tachán!


NiñoCactus


Dibujo e inspiración: Citla

14 comentarios:

Gonzalo dijo...

NiñoCactus,... este jueves comienza de nuevo el Concurso Relatos en cadena.
Este jueves tendremos ya una frase con la que comenzar un microcuento.
Espero leerte como en la edición anterior y ojala -"Tachán!"- resultes elegido.
Muchísima suerte! Un mágico saludo.

Der Kleine Zürcher dijo...

*jeje*

Para la magia no hay libros de instrucciones ni recetas que valgan...

La magia es... magia ;-)

Su historia me ha arrancado una sonrisa, que lo sepa... :-)

Un saludo de pre-quirófano

belula dijo...

Jajajaja....mírate este corto de Pixar...te va a encantar!!!...jajajaja

http://www.youtube.com/watch?v=Ia1cteMOR6o

Sara, la nómada paranoica xD dijo...

Que niña mas traviesa, arruinando al pobre mago y dejandolo en la mas absoluta de las vergüenzas ... XD

MONICA dijo...

Magia en tu blog! siempre nos regalas una sorpresa. Muchas gracias. Un abrazo

Arha dijo...

conoce usted a la niña?
le ha dicho dónde se refugian los conejos cuando se ausentan las chisteras?
dónde?

(se agradece cualquier información fidedigna)

el fantasma dijo...

has visto "Presto"???

el corto de pixar! es precioso :)
Un beso

Citlaliniux dijo...

Felicidades Joven Cactus!! Ha quedado perfecto!
He seguido la liga que le recomiendan y he reído mucho.
Le tengo noticias: pronto llegarán a su buzón algunos colores.

un saludo apresurado, el trabajo me ha puesto a correr y correr.

malena dijo...

precioso, que niña mas traviesa.
El mago confiado, el pobre!

aitana dijo...

ah... la magia...

telmo dijo...

La magia siempre se queda con los niños, los mayores la vamos perdiendo... Tu como eres "Niño" todavía la conservas je je ....

Un abrazo de vuelta... (...el Otoño se acerca)

MONICA dijo...

Muchas gracias Niño cactus, pues te envío más cariños para el lunes y el resto de la semana. Un abrazo

NiñoCactus dijo...

Gonzalo: gracias por la información. Me temo que el cambio de plazos no me va a venir muy allá. ¡Mucha suerte! Alea jacta est.

Principito: Gracias por su sonrisa, también mágica.

Belula y Fantasmita: precioso el corto, y muy divertido. No lo había visto y también lo recomiendo.

Sara: nunca se fíe de nadie, por muy aspecto angelical que tenga.

Mónica: la magia nunca falla. Gracias por su extra de cariño.

Arha: como todo buen mago, la niña no reveló su secreto sólo dijo: "Era un conejo mágico".

Citla: gracias a usted por los consejos y la inspiración. No dejo de esperar noticias suyas.

Malena: el pobre mago aún sigue sin encontrar la explicación. Y la busca, él la busca...

Aitaneta: Ah... l'amour... Ah, la magia de l'amour... ;D

Telmo: usted también es un niño, ¿no? Abrazo de vuelta y de ida (cómo me gustan).

María W. dijo...

Niño Señor Cactus, paso a decirle que hoy, (lo que para mí es hoy pero en realidad era ayer, o quizá ya sea mañana) me ha alegrado y emocionado con sus comentarios-encuentros, entre libros y tormenta. ¡Gracias! Y también un gracias por este ¡Tachán! No me saco la galera para que nadie se lleve mi conejo, pero usted puede hacer de cuenta que. ¡Magia! Un abrazo.