jueves, 28 de mayo de 2009

Imaginarios (Historia mínima)

-¿Te acuerdas de mí?
-Perdone, estoy ocupado (sin quitar los ojos de lo que está haciendo). No deberían haberle dejado entrar. Pida hora a mi secretaria cuando salga.
-No te preocupes. Sólo será un segundo. Pensé que te gustaría hacer un refugio con las sillas y la cortina, y jugar a los cazadores de tigres.
-Pero..., ¿cómo sabe...? (Levanta la mirada. Silencio). ¿Simpli?
-Ahá
-Pero si eras mi amigo imaginario. Tú no existes... Nunca exististe. Además, eras un niño, no podías crecer.
-¿Por qué no? Crecí a tu lado y cambié igual que tú. Y hoy, de nuevo, sentí que necesitabas jugar, que te hacía falta un amigo.
(Sonríen. Se cierra el telón. Entre las cortinas aparecen los dos personajes agazapados).
-¡Mira, un tigre! –dispara con dos dedos-. ¡Pum, Pum!

NiñoCactus

23 comentarios:

Aurora Cascudo dijo...

jajajaja

bueniisimo!

historia máxima y totalmente visible!!

un bico

Atenea dijo...

Me ha gustado muchísimo y a mi amiga imaginaria también ;)


Besotes

Vie[n]na dijo...

buenisimo... ahora todo tiene sentido, ire a buscar a mi amigo Julio... que seguramente ha de estar ocupado como yo... X_x

Vie[n]na dijo...

buenisimo... ahora todo tiene sentido, ire a buscar a mi amigo Julio... que seguramente ha de estar ocupado como yo... X_x

belula dijo...

Yo también quiero jugaaaaarrrr!!!!! ;P Besos sin pinchos

Anónimo dijo...

¡Fantástico! Como todo lo que escribes. Chapeau! Yo también tengo ganas de jugar... ¿Qué habrá sido de mi amigo imaginario? ¿Estará tan calvo como yo? :-)

Ning1 dijo...

Siiiiimpli!!!!

Que pena no haber estado allí para hacer un cuarteto con Mauricio Martinez :D

Anónimo dijo...

Pues yo nunca tuve amigo imaginario :(

NiñoCactus dijo...

Aurora: ¡gracias! Algunos andamos por ahí con toda la imaginación por fuera ;D (Por cierto, jajaja, que sepas que Simpli es gallego, más concretamente de un pueblo de Lugo, jjaja). Un bico imaginario.

Atenea: vaya un desdoble de comentarios que va a tener esta entrada, jaja. Besote para dos.

Vienna: siempre nos queda un huequito para jugar. Besos para dos O_o

Belula: ¿echamos una Rayuela? Besos de dulce de leche y alfajores (sigue la envidia).

Anónimo 1: jeje, el mío lo es, pero lo lleva bien ;)

Ning1: ¡Mauriciooo! Jajaja, esto de que nuestros amigos imaginarios se conozcan es preocupante. Recuerdos del hermano gemelo de Simpli, el de Albacte.
Escribeeeee, joooo! Me apetece leer tus cuentecillos.

Anónimo 2: ¿quieres que te presente a alguno de los míos? O si no quedamos y jugamos juntos. Abrazote

Sara, la nómada paranoica xD dijo...

Este me ha gustado mucho, te leo siempre, aunque no siempre tengo tiempo de comentar. Es una leche tener tan poco tiempo, tendre que llamar a mi amiga imaginaria a ver si me desestresa un poco a mi tambien.Un besoteeee

aitana dijo...

yo, como el segundo anónimo, tampoco tuve un amigo imaginario... lo más parecido que tuve fue un perro invisible... lo sacaba a pasear atado a una comba verde, y se alimentaba a base de agua del grifo.

MONICA dijo...

¡¡Qué bueno!! me encantó leerte esta mañana con estas letras llenas de aire fresco y ternura de reencuentro. un abrazo y sigue disfrutando el fin de semana que comienza. Una ilustración de Aurora para estas letras, por favor!!! :D

María W. dijo...

¡Lindo, lindo!

Atenea dijo...

hOla, quería saber si me dejas publicar lo que me has escrito como una continuación a lo que yo había escrito ;) Me ha gustado muchísimo. Besos

Aurora Cascudo dijo...

que Simpli sea gallego aún le hace ganar enteros al relato!!

si es que en Lugo son la caña! que bonito nombre
jejeje
;)

un bicoooo

alma dijo...

ME GUSTO MUCHO! es la primera vez que paso por aqui... pero definitivamente no será la ultima.
Saludos!
Alma!

ShaO dijo...

Vine siguiendo el hilo que dejó Atenea y ahora me he quedado hecha un ovillo entre tus cuentos. Un abrazote (no puedo dejarte dos hasta que no vuelva "ella"...)

Citlaliniux dijo...

Bellísimo. De entremés con aplausos del público y sonrisas de recuerdos.

Saludos lejanos, Niño Cactus. Siempre es un placer leer sus cuentos.

Arha dijo...

qué ganas me dan siempre de abrazarle cuando lo leo!

las espinas no me inhiben la ternura
sepa

telmo dijo...

claro que me acuerdo de ti....

Un abrazo

Pablo Mariosa dijo...

¡Excelente escrito!

Estudio Psicología y, si bien recién curso el segundo año de la carrera, puedo decirte que el juego es fundamental en muchos aspectos de nuestro desarrollo: para soportar la separación respecto de nuestra madre (o de quien cumpla con la función materna), para refugiarnos de la realidad, para incentivar la creatividad, etc.

Y lo más interesante es que continúa siendo relevante durante toda nuestra vida.

Subí un nuevo escrito a mi blog, por lo que aprovecho mi visita para invitarte a leerlo.

Un beso,

Pablo

el fantasma dijo...

Y este me ha hecho sonreir!
:)
:D

Anónimo dijo...

thombre residence revision fuelled mere hopefully wherever gaming zidolam newsince remain
semelokertes marchimundui