jueves, 25 de octubre de 2007

Reflejos

Se miró en el espejo y vio, reflejados, unos rasgos que no eran los suyos. Sin embargo, lo que más le asustó, fue que la cara que veía se apartó, aterrada, mucho antes que él.

5 comentarios:

Jill Bioskop dijo...

Pues lo de mirarse al espejo y no reconocer el reflejo me ha pasado ya muchas veces... Aunque en este caso...

Si estaba aterrada: ¿Cómo que él?

¡Qué miedo! T_T

cuentonuevo dijo...

Imagino que porque la cara estaba aterrada pero el que tenía la cara era un hombre...
Me encantan las historias con espejos y reflejos... De hecho tenía una en mente, pero dejaré que pase un poco el tiempo para no parecer monotemáticos.
Niñocactus

Ning1 dijo...

Sip, la escena es esta:

Un hombre se asoma al espejo y la imagen que ve no es la suya, esto ya acojona de por si. Pero si encima, la otra faz te mira y se asusta más que tú... pues canguele total.

Era mi idea, quizás me haya quedado un poco borrosa!

Besotes de puente,

Lunática dijo...

Me recuerda a La Historia Interminable, el capítulo de las tres puertas para llegar al Oráculo del Sur... Era la segunda puerta la del espejo, ¿no?

Amenhetep- la paz de Amon dijo...

Hace mucho tiempo soñé conmigo en una sala jugando una partida de cartas.No entro en detalles.Una señora entró al mismo tiempo que en la calle se oían las voces de un tumulto.Señores, dijo, como si ya estuviera acostumbrada, la policía está en la puerta,tienen que dejar la partida. Cogí mi abrigo sastre bien confeccionado,mi sombrero oscuro, mis guantes blancos que descansaban en una cómoda con espejo y al insertar los dedos, tomar el bastón y calzarme el sombrero, vi mi rostro y era un hombre, con bigote.Un segundo después recordé que soy una mujer.Asustada me desperté, pero no he dejado de pensar en el hombre que reflejó mi espejo.....