domingo, 11 de noviembre de 2012

Los siete cabritillos



Se había quedado viuda demasiado joven y, con siete pequeños a su cargo, todo se hacía cuesta arriba. Llevaba varios meses sin fuerzas para salir de la cama. Ya no soportaba aquel griterío, los llantos, las peleas... «¡Ojalá viniera el lobo y os comiese a todos!».
Poco a poco se obsesionó con aquella idea. Ni siquiera fue consciente de la metamorfosis: la rabia, el acecho, el hambre... Hasta que, finalmente, se convirtió en su anhelado depredador. Cuando volvió en sí y vio lo que había hecho, llenó su barriga de pastillas, y se ahogó en una botella de alcohol.
NiñoCactus

Para el "Tratado de Griminología" de la Triple C 
Gracias a Juanlu por su sobrecogedora imagen.

6 comentarios:

JUAN-LUIS dijo...

Buenas! no se si lo querían mantener en secreto hasta tener toda la publicación, glup!. Dicho esto me encanta poder haber colaborado de nuevo contigo, aunque sea para un micro-dibujo tan doloroso.

Un abrazo enorme!!!

Aurora Ruá dijo...

Espeluznante! Me parece buenísimo, y el dibujo de Juanlu, genial.

Miguelángel Flores dijo...

Jo, NiñoC, no sé qué es más sobrecogedor si el dibujo o el texto. Tremendas las dos cosas, tremendas a la par que buenísimas.

Dos abrazos.

Ester dijo...


Terrible, inquietante.
¿Qué fue primero el dibujo o el relato?
Saltos y brincos

Jesus Olague dijo...

Pues sí, la idea era que fuera sorpresa, al final, creo que la mejor sorpresa fue ver el documento completo.
Por mi parte, solo resta agradecer a todos por tan buen trabajo en este proyecto

anis dijo...

el de los siete cabritillos era el cuento que siempre le pedía a mi abuela que me contara :)