lunes, 22 de noviembre de 2010

Incertidumbre

A mí me empiezan a entrar dudas cuando la respuesta es demasiado obvia. Entonces sé que alguien la dejó ahí para que no buscase más. No me conformo, desconfío de toda solución prefabricada y, si no consigo dar con un resultado que me satisfaga, apunto la pregunta y la guardo. De momento sólo tengo certeza de tres cosas, aunque me da miedo revisarlas no vaya a caer en el recelo absoluto.

NiñoCactus

6 comentarios:

No Comments dijo...

Buenos intentos son. Un saludo indio

Encarna Aragones dijo...

a veces,nos liamos nosotros solos buscando respuestas inexplicables para ausntos que en realiad son triviales... es como cuando haces un examen tipo test que si tienes una respuesta que es muy obvia en seguida dudamos y ya no sabemos si es la correcta... esto aveces nos pasa por falta de confianza en nosotros mismos...
un saludo

Anita Dinamita dijo...

Bueno, yo creo que pueden revisarse y cambiarse por otras certezas que sirvan para otro momento.
Pero siempre que tengas otras en la recámara, claro! si es que tienes siempre miedo a no tenerlas.
Un abrazo

Elchiado dijo...

Eso está bien. Porque yo desconfío de los que nunca dudan de nada. Un abrazo???, sí, sí... un abrazo (sin dudar)

Chocozombie dijo...

qué cosas?

el fantasma dijo...

jajaja
y cuáles son?