viernes, 13 de febrero de 2009

La Búsqueda II

Decidió investigar sobre ella, seguir su rastro, localizarla... Sólo necesitó verla una vez, sentir apenas el roce de su voz para saber que aquella era la mujer con quien deseaba compartir su vida. Como no podía abandonar sus negocios contrató a Otro para que la buscase... Y, claro, fue Otro quien la encontró.

Niñocactus

3 comentarios:

Aurora Cascudo dijo...

claro, no podía ser de otra forma...
:)

pobre infeliz..

que cortito y que bien llevado..que buen final!! ;)

me asombro siempre con la capacidad de síntesis..y una buena redacción mira que buen relato ha surgido!

un bico, chicos!

el fantasma dijo...

bien!!!!!
al menos alguien la encontró y seguro que era el que tenía que ser, el otro era una mera distracción.

cuentonuevo dijo...

Aurora: pobre infeliz, sí... Que ni siquiera llegó a conocer lo que había perdido... Un bico de lume.

Fantasmita: yo también creo que era el que tenía que ser quien la encontró... Un beso de globo-chicle