martes, 9 de septiembre de 2008

Tu Efecto

Te vi y me quedé helado..., y desde entonces evito los hornos de las panaderías, las fraguas y los radiadores para que no desaparezca nunca la impresión que dejaste en mí.

Niñocactus

http://sergiomontal.blogspot.com/

15 comentarios:

Deleble dijo...

***



¡Sensacional!


En serio: fantasía, sensibilidad, sentido del humor... y todo en treinta y una palabras mal contadas.


Después de leerlo se me ha puesto la carne de gallina. Ya veré qué hago para cuidarla.


Sensacional, lo dicho.


Por cierto, muy bueno el blog que inspiró la idea.


Aquí, no sé si lo conocéis, también se encuentran textos interesantes: http://minificciones.com.ar



Un saludo y hasta pronto.



***

Anónimo dijo...

Intrigado estoy por la autoría de tan bonitas historias.
Intrigado y envidioso, claro está.

El Duque.

telmo dijo...

Ante esto (rojo de vergüenza) solo puedo decir: que mil gracias.

Un abrazo

belula dijo...

Ummm...pero qué sensibilidad en tan pocas palabras...genial!

Milana dijo...

los braseros aún conservan su calor...

si continuas helado mucho tiempo dejarás de sentir... (y no querrás que se te caigan los pinchitos de los pies, no?)

aitana dijo...

al revés: el frío conserva todo... el amor también... yo, por ejemplo, nunca me enamoré en verano...

Ning0 dijo...

Hacia un tiempo que no andaba yo por aquí pero veo que sigue mereciendo la pena.

Preciosos todos los cuentos. Pero, sobre todo, me ha encantado el de la rosa.

Anónimo dijo...

Precioso. Tienes muchisima sensibilidad, tu blog es genial

cuentonuevo dijo...

Deleble: me alegro que le haya gustado (casi estoy abrumado, creo que sus palabras me quedan un poco grandes). No conocía la dirección y he disfrutado con ella, apunto y subrayo... Saludos.

Duque: pues los que jugamos con las palabras somos dos: Ning1 y yo, Niñocactus. Más transparentes que intrigantes... Y aquí se comparten todas las historias así que nada de envidias...

Telmo: las gracias a ti, 756215 gracias, por redondear. En cada una de tus ilustraciones hay un bello cuento escondido. Un placer.

Belula: en menos palabras... un abrazo.

Milana: acostumbrado al frío del norte... Ains, los braseros me recuerdan al pueblo y a las faldillas... Nos sobra calor en verano y frío en invierno, tenemos palabras de más y sentimos de menos...

Aitana: ¿será que el Amor se evapora? Qué ganas de que llegue el frío. Abrazo de bufanda.

Ning0: pues aquí seguimos con nuestra crónica imaginaria (y, a veces, no tan imaginaria). Abrazos interprovinciales

Anónimo: bienvenido o bienllegada. Pase, entre y descanse.

Niñocactus

telmo dijo...

Me alegro que pudieras hablar con el fabricante y que tuviera piezas (no siempre se encuentran) eso es que te dieron mucha garantía, ¡que suerte!.

Abrazo

Anónimo dijo...

Niño Cactus:
En Salamanca la montaste, todas queríamos dos cosas:
Ser pelirrojas
Recibir piruletas
Acláranos si Ning1 hubiera podido seguir el camino solito y, lo más importante, soltero o si por el contrario sois pareja 100%.
Di la verdad. No nos cuentes cuentos :)

Anónimo dijo...

Niño Cactus:
En Salamanca la montaste, todas queríamos dos cosas:
Ser pelirrojas
Recibir piruletas
Acláranos si Ning1 hubiera podido seguir el camino solito y, lo más importante, soltero o si por el contrario sois pareja 100%.
Di la verdad. No nos cuentes cuentos :)
Fdo (ahora no se me olvida): Alegría

cuentonuevo dijo...

Se revolucionó el patio...
Uno nunca sabe las consecuencias que puede tener una piruleta. Mira que llevo regaladas y nunca pasó algo semejante. Tuvo que ser la luna o la conjunción de tanto artista junto (con corazón)...
El caso es que sólo quería tener un detalle con Belula, porque sabía que iba, sin más transcendencia, sin segundas intenciones... Supongo que desde la inocencia de ser niño...
Por cierto, la Exposición fue preciosísima.
Ning1 y yo NO somos pareja (¡100%!??), juas, ni siquiera artísitica... Hemos compartido escenario pero no a la vez.
Estoy soltero, cosa que no sé que relevancia puede tener en un blog de cuentos.
Y una vez concedida la exclusiva: Buenas noches.
Besos y abrazos
Niñocactus

Alberto dijo...

los efectos de las cosas y las personas entre ellas mismas, todo un universo de exploración...

Anónimo dijo...

Espero que algún día pierdas el pánico a entrar en una panadería, ya que de ellas salen los mas tiernos y dulces caprichos. Yo incluso, una vez, vi salir de una de ellas un tierno ángel de alas azules, y en sus manos portaba un corazón lleno de dulzura , que alguien le habia sin saberlo le habia regalado