jueves, 10 de abril de 2008

Tiempo III

No funcionó.

Él la amaba tan lentamente que ella no se daba cuenta. Era una adoración silenciosa de miradas en vela y caricias pausadas. Una querencia de tardes de domingo y jirones de delantal...

Por el contrario, ella lo amaba rápido. Tanto, que él apenas percibía un leve rastro con gusto a regaliz. Su querer era intenso, fugaz, y lo cegaba dejando una sombra en la retina que se dibujaba al cerrar los ojos...

En ese cruce de quietud y prisa, los besos nunca se encontraban, las palabras bailaban desacompasadas... Y un amor quedó esperando mientras el otro pasaba veloz.


NiñoCactus

15 comentarios:

Jill dijo...

Jo, es muy triste :_(

¿Tan difícil es amar al mismo tiempo? Pedirle al corazón que se calme o que corra un poco... para ser feliz.

cecilia varela dijo...

una preciosidad!

cecilia varela dijo...

Me encantaria ilustrar algunos de sus textos!

aitana dijo...

Querido Niño Cactus,
qué bonito, joder...

Besos de regaliz.

cuentonuevo dijo...

¿En serio, Cecilia? Viva, viva... Llevo sonriendo toda la mañana... Pues me encantaría, claro. Elige el que quieras o te mando alguno de los nuevos... ¡Qué ilusión! Me faltan signos de admiración...
Gracias
Niñocactus

cuentonuevo dijo...

Jill, supongo que no es fácil... Tampoco es imposible..., en el fondo es sólo un cuento que no es más que una forma de..., bueno, no es fácil..., pero se puede amar... Yo ahora lo sé...

Querida Aitana, siempre me imagino que tu foto me hace un guiño y me sonríe... Jeje. Besos de natillas caseras con una galleta encima.

Niñocactus

cecilia varela dijo...

Claro! Tus-sus textos me generan muchas imagenes. Uy, que dificil elegir, este blog es una caja repleta de bombones deliciosos.
mmm.... a ver...?

un abrazo!

Anónimo dijo...

ay,es PRECIOSO!!!... de esos que te dejan sin habla porque no sabes si es que no encuentras las palabras o son tantas que, al final, sólo puedes suspirar...(lo que sí sé es que lo voy a subrayar de principio a fin...y con fluoresecente!!!)
Un besiño giganteee

Ning1 dijo...

Me acabo de meter en tu blog y me encantan tus dibujos. Sería una gozada que hagas alguna ilustración para los cuentos. Desde luego puedes elegir el que tú quieras, cuando lo tengas lo volvemos a colgar con tu dibujo ¿te parece?

Otra idea que me atrae es hacerlo al revés. Coger nosotros un dibujo tuyo e "ilustrarlo" con un cuentecillo.

Bueno, si quieres algo, no dudes y escribemé a:

escriboajuan

arroba

yah00

.es

Gracias! (así da gusto empezar los Lunes)

aitana dijo...

y siguen las casualidades... el otro día era mi cuemplaños y mi tía me hizo un pastel gigante de natillas con galletas. Me encantan las galletas d elas natillas. Esas islas.
Beso guiñado.

Anónimo dijo...

Creo que estoy platónicamente enamorada de ti y de tus palabras, Niñocactus...

Anónimo dijo...

Por fin lo he hecho. No era tan difícil emplear dos minutos, tiempo que perdemos diariamente con cosas que no lo merecen. Me gustan tus cuentos. Dulces besos de miel.

Ning0 dijo...

Ayer estuve por tierras palentinas. Y paré (bueno el autobús) en un pueblo llamado Osorno donde hacen unas sopas de ajo buenísimas. Y me acordé de tí.

Un saludo,

cuentonuevo dijo...

Silviña: mis cuentos por un suspiro tuyo, jeje... Subráyalo del color que más te guste. Me encantan tus besiños...

Aitana: jo, qué suerte, un pastel de natillas con galletas. Mi abuela Anita lo preparaba riquísimo. Otro guiño, jeje...

A Anónima enamorada, un suspiro de naranjas.

Marimar, te reconocí por tus besos de miel, además seguro que eran de naranjo, mmm. Me alegro de que te hayan gustado los cuentos.

Ning0, ya tengo la programación de Titirimundi y este vez trabajo, doble jo... Con lo bien que lo pasé el año pasado.

Besos de pan dulce

Anónimo dijo...

Lagrimillas de cuento por cuento de realidad...