lunes, 3 de marzo de 2008

Encantamientos

No pude transformarme en princesa porque el imbécil seguía mirando descaradamente al hada. Se le iban los ojos detrás del culito de esa cursi con alas. Y yo, aunque necesitaba su varita, no tuve más remedio que rompérsela en la cabeza..., por andar provocando.

Niñocactus

5 comentarios:

Ning0 dijo...

He estado algunos dias sin pasar por aquí, Y, mira, ahora me encuentro dos cuentos de hadas. Son un poco diferentes de los que suelen aparecer, pero los encuentro muy realistas e ingeniosos.

Potter dijo...

Hola Alberto, sigo muy de cerca tus cuentos, ya sabes que me encatna. Y ahora te dejo con el encantamiento de un Meme. Para verlo haz click aqui:

http://hogwarts-mexicali.blogspot.com/2008/03/meme.html

Ojala que lo puedas publicar en tu blog, si no es posible,s ería interesante publicarlo en el mio. Un abrazo ninyo.

atte: Isrra

Gonzalo dijo...

A mi también se me hubieran ido los ojos detrás del hada... siempre me han parecido más fascinantes que los miembros de la realeza, jejeje....

Enhorabuena por los cuentos y por el blog!!!

cecilia varela dijo...

jajajjaajja
me encantó

Anónimo dijo...

Me ha en-cantao!!! Este me lo quedo pa mi madre, que apoya su teoría de que es mejor cabrearse que entristecerse..., desahoga más y aunque luego no pueda una convertirse en una princesita..., en el fondo siempre lo fue al menos para su mamá!!!

;)))))))