viernes, 31 de agosto de 2007

A desdías

Margarita Chicaiza era capaz de cambiar el orden de los días. Podía adelantar un viernes o atrasar un martes. Sólo había una condición: antes o después tenía que vivirlos uno a uno.
En un principio esto era fácil y divertido pero con el tiempo dejó de controlar su habilidad. Los días se descolocaban sin que ella supiese cuál estaba viviendo. De este modo perdía cosas que pasaba horas buscando para encontrarlas después donde las dejó el día siguiente a antes de pasado mañana.
Ordenaba sus ideas hablando en futuro pretérito y, como nadie la entendía, la consideraban loca.
Llegó a tal punto la confusión temporal de Margarita que ni la muerte encontró el momento de visitarla. Así, lustro tras lustro, se fue arrugando hasta convertirse en pasa.

Niñocactus

8 comentarios:

Ning0 dijo...

Una idea bonita e interesante. Y que merecería desarrollarse en un cuento más largo.

rojo dijo...

jajaja, a mi me pasa como ning0, creo que tiene más para un cuento más largo, me imagino a la prota acumulando lunes y gastándose los sábados rapidamente, me la imagino un miércoles pidiendo un viernes y por alguna razón no llegando y dándose cuenta de que ya no le quedan más viernes porque el jueves se morirá, me imagino...

rojo dijo...

aunque también digo, un buen relato corto sabe callar a tiempo, y este a callado lo suficientemente rápido para tener mi imaginación volando!!! gracias

ning0 dijo...

Ademas, ha aparecido un dia muy oportuno. Precisamente el 31 de agosto. Osea, que Dª Margarita tiene la posibilidad de mañana sea 1 de agosto del 2008 o, para disfrutarlo más, 31 de julio.

Anónimo dijo...

yo no le he enctendido muy bien

Anónimo dijo...

... y te imaginas poder hacer que algunos días fuesen sólo minutos y otros (de esos que sabes que no vas a olvidar)durasen semanas...tenemos que encontrar a Margarita ya!!!

Besiños gigantes con sabor a viernes aunque estemos a lunes!!!

Cicloescenico dijo...

Pero uno mejor que otro, me encanto la relacion que llevaba esta señorita con el tiempo.
Salud.

Lunática dijo...

Paseando de blog en blog he llegado a éste, y la verdad, estoy impresionada con los cuentos que he leído aquí... No podía dejar de leer uno tras otro...
Creo que mucho talento en este blog, enhorabuena. Espero seguir leyendo más por mucho tiempo.

Saludos de una lunática cualquiera.