lunes, 5 de febrero de 2007

Me cuesta ser hombre y creo que no lo hago muy bien así que voy a probar a ser árbol que parece más fácil. De momento no he encontrado ningún libro que explique cómo hacerlo. Lo estoy intentando por mi cuenta. Ayer me salió una costra que parecía corteza; me parece que me rocé al bajar del autobús.

Niñocactus

4 comentarios:

Jill Bioskop dijo...

Jajajajaja, no te preocupes, ser árbol tampoco es tan malo. Eres útil y vives más años :D

Muy bueno el post.

silvia dijo...

Por fin puedo entrar en la página!!!
En algún libro leí que cuando estés confuso pienses en los árboles, que recuerdes su manera de crecer...con sus raíces se acercan al corazón de la tierra más que cualquier otra cosa, con su copa es con lo que más cerca están del cielo...has de estar en las cosas y sobre ellas, sólo así podrás ofrecer sombra y reparo, sólo así, al llegar la estación apropiada, podrás cubrirte de flores y frutos...
Tenéis cuentos geniales!!!

Besiños.

Niñocactus dijo...

Tengo una amiga que quiere ser flor, pero le da miedo que la pisen...
Muchas gracias a los dos

sandokan dijo...

No te preocupes, hay momentos en las que a todos nos cuesta ser hombres y a unos....más que a otros.